Biografía de Santa Rosa de Lima

Santa-Rosa-De-LimaSanta Rosa de Lima fue una religiosa peruana. Declarada santa por la Iglesia Católica y la primera Santa del continente americano. Generosa, bondadosa, y fiel devota. Desde muy jovencita consagró su vida a Dios y a la asistencia de niños y de enfermos. Ingresó como terciaria a la Orden de los Dominicos. Es una de las santas más adoradas en toda América. Su festividad se celebra cada año el 30 de agosto. Si bien su veneración goza de enorme difusión por toda América, lo cierto es que su patria natal la distinguió con muchos honores, entre ellos: la Policía Nacional peruana la adoptó como patrona y protectora, y cada día 30 la conmemoran junto a la virtud policial. Hay más de 72 pueblos que llevan su nombre en su homenaje. También fue elegida patrona de las enfermeras. Sus atributos son la rosa y un ancla. Goza de tantos otros patronazgos en otros países del continente como Venezuela y Argentina, entre otros.

20/04/1586

Nació en la ciudad de Lima, capital de Perú, en aquel tiempo parte del Virreinato de Perú.

Fue hija de un soldado nacido en España que participó en la conquista de América, mientras que su madre, de profesión costurera, era oriunda de la ciudad peruana de Huánuco, y quien le transmitió su fervor católico. Tuvo 12 hermanos.

Fue bautizada por sus padres como Isabel Flores de Oliva, el de Santa Rosa de Lima lo adoptó cuando ingresó a la Orden de los Dominicos.

1596

Comenzó a realizar sacrificios como prueba fehaciente e inquebrantable de su fe: ayunos, utilizó fajas con púas para mortificar su cuerpo, colocó maderos en su cama y viruta en su almohada, con el mismo sentido de infligirse dolor.

Consideró que los castigos físicos eran una efectiva manera de redención de los pecados.

Cuando notó que causó atracción en el sexo masculino se cortó el pelo y se arrojó pimienta en la cara para mostrarse desagradable ante la mirada del otro. Hizo voto de virginidad.

Frente a este comportamiento, sus padres, intentaron disuadirla buscándole un candidato para casarse, incluso apareció un interesado perteneciente a una muy buena familia, pero ella se opuso a todas las propuestas en este sentido.

Finalmente, y al apreciar la firme convicción de su hija, sus padres, apoyaron su camino de entrega y devoción absoluta a Dios.

1606

Ingresó a la Tercera Orden de Santo Domingo, también conocida como Orden Dominicana, mientras que a sus integrantes se los denomina popularmente como dominicos.

Se trata de una orden que vive de la limosna y su creador fue Domingo de Guzmán, quien le dio nacimiento en la ciudad de Toulouse, a instancias de una cruzada. En 1216, fue instaurada formalmente por el Papa Honorio III. Su lema es: Alabar, bendecir y predicar

Fue devota de otra popular y muy querida terciaria de Santo Domingo: Santa Catalina de Siena (1347-1380, venerada cada 29 de abril), por caso, es que decidió estudiar su vida y obra, y emularla en cuestiones espirituales y físicas: utilizó una túnica blanca como Catalina, un manto y el velo negros para cubrir su cabeza, y de ese modo comenzó a presentarse en las reuniones religiosas del templo.

Se le atribuyeron varios milagros que son los que en definitivas marcaron su camino a la santificación, entre ellos, los más difundidos fueron: curación de enfermos con la imagen del niño Jesús, la lluvia de flores que cayó ante el Papa Clemente IX, la protección de la ciudad de Lima, cuando en el año 1615, unos buques de corsarios holandeses pretendieron atacar la ciudad y ella con su rezo evitó el ataque, y la conversación con animales.

24/08/1617

Falleció a la temprana edad de 31 años, a causa de la enfermedad de tuberculosis.

Su muerte causó una tremenda conmoción entre los habitantes de la ciudad porque era muy querida, y su funeral recibió el tratamiento de un soberano.

Los monseñores de la catedral levantaron y condujeron unos metros el ataúd con sus restos, luego lo tomaron los senadores, como era costumbre cuando moría un virrey, y finalmente lo llevaron los religiosos de las comunidades.

Una multitud, entre ellos muchas autoridades del virreinato, incluido el propio Virrey, se acercaron para despedirla, por lo que hubo que esperar que todos pudiesen hacerlo para finalmente inhumar sus restos.

Descansa en la Basílica y Convento de Santo Domingo, en la ciudad de Lima. Comparte morada con otro santo peruano de la orden dominica: San Martín de Porres.

Post-mortem – 15/04/1668

Fue beatificada por el Papa Clemente IX a razón de la comprobación de sus milagros, profecías y labor humanitaria en vida.

1669

Fue declarada Patrona de la ciudad de Lima y del Perú.

1670

Se la nombró Patrona Principal de América, Filipinas y las Indias Orientales, por orden de la Iglesia.

12/04/1671

Fue canonizada y declarada Santa por el Papa Clemente X y estipuló su veneración y festividad el 30 de agosto de cada año.

Autor: Redacción Quien.NET.

> Historia - Siguiente >>

Escriba un comentario

Haga un aporte, crítica o pensamiento. Moderamos todos los comentarios, y su email no se comparte ni publica, como debe ser.