Biografía de Natanael

Natanael fue uno de los 12 apóstoles que acompañaron a Jesús. Llevó a cabo una comprometida labor evangelizadora como el resto. Su vida y obra es mencionada en los Evangelios de Marcos, Mateo y Lucas. En tanto, en el evangelio de San Lucas se lo denominó Bartolomé. Fue testigo de la resurrección de Cristo cuando éste se le apareció en el Mar de Galilea. Habría llevado la palabra de Dios y una copia del evangelio de San Mateo a la India. Se le atribuyó una acción fundante del cristianismo en tierra armenia. Evangelizó Armenia junto a Judas Tadeo. Está considerado como santo patrón de la iglesia apostólica armenia. Su acción siempre estuvo unida a la del apóstol Felipe. Sus atributos son un libro y un cuchillo. Sobresalió por expresar la ausencia de la falsedad, cualidad que justamente le fue destacada por Jesús. Fue martirizado como el resto de los apóstoles.

Siglo I a.C.

Nació en Caná. Su nombre hebreo, Natanael, significa “Dios ha dado”. También apareció denominado como Bartolomé.

Algunos estudiosos le atribuyeron ascendencia en la dinastía ptolomeica, que gobernó Egipto desde la muerte de Alejandro Magno, hasta el año 30 A.C., en que devino en provincia romana.

Pescador y amigo del apóstol Felipe

Se dedicó a la práctica de la pesca en Caná. Si bien fue un gran conocedor de la ciudad de Nazaret, que se ubicaba a solo 8 km. de Caná, no confiaba en sus habitantes, siendo ésta una de las razones de su desconfianza cuando estuvo frente a frente con Jesús de Nazaret.

Fue muy cercano al apóstol Felipe. La Biblia relata que Felipe se lo encontró y le dijo que habían hallado a Jesús de Nazaret, sobre quien Moisés había hablado oportunamente. La primera respuesta que le dio a su amigo fue si de Nazaret se podía esperar algo bueno, mientras que Felipe le respondió que lo acompañase y lo viese con sus propios ojos…

Cuando Jesús lo vio le dijo, directamente, que era un verdadero israelita y que en él no se percibía engaño, ni falsedad.

Conversión: un fiel apóstol

Sorprendido ante ese comentario, le preguntó a Jesús de dónde lo conocía y éste le contestó que antes que Felipe lo llamase, cuando estaba debajo de una higuera, lo había visto. En ese momento, se dio cuenta que era el mesías anunciado por Moisés y le exclamó, ya sin dudas, que estaba seguro de que era el hijo de Dios, el rey de Israel.

Tras este suceso revelador, acompañó a Cristo con el resto de los apóstoles de modo incondicional. Presenció sus fantásticos milagros, escuchó sus enseñanzas y recibió la gracia del espíritu santo.

Según cuenta el libro de los Hechos de los apóstoles, tras la pasión, muerte, y resurrección de Cristo, los apóstoles, entre los que se encontraba él, se reunieron con la Virgen María y otras mujeres para rezar por Jesús.

Siglo I d.C.

Murió en Turquía martirizado. Astiages, rey armenio, fue señalado como su verdugo. Durante su misión evangelizadora en Armenia atrajo decenas de seguidores, pero también despertó el enojo de los sacerdotes paganos que comenzaron a sufrir la partida de muchos fieles hacia el cristianismo.

Llevaron su protesta al monarca y éste lo intimó a adorar a sus ídolos.

Martirio

Se negó a la adoración de los dioses paganos y entonces el rey ordenó que fuera desollado en vida, ante él, hasta que aceptase renunciar a Dios, o muriese. Ocurrió lo segundo, porque jamás claudicó en su misión.

Como consecuencia de la causa de muerte ha sido adoptado como el patrono y referente de aquellos que trabajan con pieles, producen y usan cuero.

Fue uno de los apóstoles más representados en la iconografía cristiana, mayormente se representó el momento de su martirio.

Cabe destacarse que, luego de la muerte de Cristo, los apóstoles intensificaron su labor evangelizadora a lo largo y ancho de todo el mundo. Ello permitió la difusión del cristianismo y el crecimiento de la Iglesia Católica en el Imperio Romano. Ahora bien, hasta que fue aceptado el cristianismo como religión del imperio, todos aquellos que proclamaban la fe en cristo fueron perseguidos, entre ellos la mayoría de los apóstoles.

Por otra parte, se le atribuyeron la realización de varios milagros, entre ellos: sanó convulsiones, enfermedades nerviosas.

Se presume que sus restos descansan en la Iglesia de San Bartolomé, en la Isla Tiberina, ubicada en el Río Tíber, en la ciudad de Roma.

Autor: Redacción Quien.NET.

> Historia - Siguiente >>

  • José Luis Neme Ago., 2022

    Muy bueno lo relatado, marca la Verdadera Historia
    Gracias DIOS los Bendiga

Escriba un comentario

Haga un aporte, crítica o pensamiento. Moderamos todos los comentarios, y su email no se comparte ni publica, como debe ser.