Biografía de María Montessori

maria-montessoriPedagoga y médica italiana. Fue la primera mujer que obtuvo el título de doctora en medicina, en Italia. Creó el método de enseñanza Montessori, que basó la educación del niño en la aplicación de dos condiciones: autodisciplina y autonomía. Es una de las pedagogías más vigentes desde su creación, hacia finales del siglo XIX. Persigue como meta la educación integral: intelectual, física y espiritual. Muy valorada, y aplicada en escuelas y espacios domésticos, también es muy atacada por sus detractores porque la tildan de promover la inconducta y la desorganización en los aprendices. Los procesos políticos fascistas, en Italia y Alemania, objetaron su metodología y le retiraron la asistencia que recibían muchas de sus escuelas.

31/08/1870

Nació en la comuna italiana de Chiaravalle, en el seno de una familia acomodada y de fe católica practicante. Su padre fue militar.

1882

Se asentó en Roma junto a su familia, que buscó en la ciudad proveer a su hija de una mejor educación.

1884

Empezó estudios de ingeniería y de biología que abandonó para estudiar medicina en la Universidad romana La Sapienza.

1896

Se recibió de médica, siendo la primera mujer en graduarse como tal en Italia.

Se especializó en neurología y también estudió filosofía, psicología y antropología.

1897

Quedó embarazada de una relación casual que mantuvo con su colega Giuseppe Montesano.

Se negó a casarse, pero acordó con el futuro padre del niño ocuparse a la distancia de él. También pactaron no casarse, aunque él sí lo hizo tiempo después.

Su familia, y la de Montesano, acordaron que continúe el embarazo en secreto. Al año, dio a luz, el bebé fue anotado como hijo de padres desconocidos y fue entregado a una nodriza para que lo crie en un poblado cercano a Roma.

Cuando su hijo cumplió tres años, el padre se casó con otra mujer y lo anotó como propio. Ella perdió todo tipo de potestad sobre él.

Recién a los 15 años pudo reencontrase con él, tras una larga batalla.

1898

Se concentró en la educación de niños con discapacidades mentales e identificó una directa relación entre el abandono escolar y la delincuencia.

Con horror e indignación descubrió el trato inhumano al que sometían a los niños internados en el manicomio romano. Sucios, abandonados y desechados por tener alguna clase de discapacidad.

Este evento la marcó y la animó a crear una alternativa de enseñanza, basada en el respeto y el amor, que les diese una mejor calidad de vida.

Brindó conferencias por todo el país, convocada por el ministerio de educación italiano, en las que difundió sus ideas pedagógicas.

1899

Fue designada directora de una escuela estatal abocada a la terapia del lenguaje.

1907

Inauguró la Casa dei bambini (La Casa de los Niños), en el barrio romano de San Lorenzo.

El método Montessori propone como eje que la actividad sea conducida por el niño, mientras que al educador le atribuye un rol de observador que deberá adaptarse al contexto de aprendizaje y a la edad del educando.

El espacio educativo, o bien la habitación del niño, deberán acondicionarse con material didáctico acorde a la etapa de quien aprende, y favorecer el libre desempeño. Los juguetes y cualquier otro elemento que se emplee deberán aportales motivación.

Hay una estrecha asociación e interacción entre el niño y su maestro, ambos se prestan ayuda mutua.

Se considera que la mente del alumno es una esponja que constantemente está absorbiendo las vivencias que atraviesa, una especie de hoja de cuaderno en blanco que él irá completando a medida que adquiera los conocimientos.

El encuentro con el saber se produce de manera natural, en su entorno, al encontrarse con personas, objetos y situaciones que deberá resolver.

Por caso, si se cae y golpea, aprenderá de ese evento y la próxima vez tendrá cuidado al advertir que está por ocurrir una situación similar. El maestro no debe advertirle de esos eventos, debe dejar que los viva.

El alumno necesita estar sometido a vivencias complejas y variadas porque de estas procederá la calidad y versatilidad de lo aprendido.

Como para el niño el juego es central, no hay que hacer una separación entre el aprendizaje y jugar, por el contrario, hay que unirlos y sistematizarlos. El juego es crucial para el crecimiento y el desarrollo psicofísico.

Si bien suele creerse que al niño le cuesta concentrarse, no es así, solamente hay que evitar atosigarlos con muchos estímulos, ni insistirle en demasía, porque eso sí lo aburrirá.

Hay que dejarlo ser, que se exprese libremente, aunque lo veamos consternado o atascado en alguna cuestión, hay que darle espacio y tiempo para que lo siga intentando porque de ese modo aprende.

Durante los primeros años de vida, especialmente, el método Montessori, aconseja no contarles a los niños cuentos fantásticos porque no sabe si ello es posible, y entonces lo podemos confundir.

Se recomienda contarle historias que le permitan activar la imaginación, pero protagonizada por personas y hechos reales.

El padre y maestro deben dejar que el niño aprenda solo, involucrarlo en las acciones diarias, demandarles que cooperen, debe experimentar per se. No hay que sobreprotegerlos.

El hecho de tenerlo en cuenta y tratarlo como uno más le ayudará a desarrollar el respeto hacia los otros.

Hay que respetar sus etapas de mayor sensibilidad, porque el proceso de aprendizaje no es lineal ni igual para todos los niños, y en estas, seguramente, esté más concentrado en algunas situaciones que en otras, hay que permitírselo.

1926

Se fundó la Real Escuela del Método Montessori, con apoyo del presidente Benito Mussolini, y sus dependencias se propagaron por Italia, e ingresaron a Alemania. Sin embargo, al poco tiempo, renunció a la ayuda de Mussolini porque estaba en desacuerdo con su política de adoctrinamiento escolar dirigida a sumar a los niños a las milicias.

1929

Creó la Asociación Internacional Montessori, junto a su hijo, que se ocupó de supervisar a las escuelas que en diversas partes del mundo desarrollaban su metodología.

1933

Cuando el fascismo irrumpió en escena, su método, fue despreciado y condenado a desaparecer porque no comulgaba con su propuesta de adoctrinamiento y sometimiento; los niños eran instrumentales de guerra no de paz y de ninguna manera podía permitírseles que piensen libremente.

Abandonó Italia y se exilió en España, India y Países Bajos.

Se trasladó a Barcelona donde tuvo que empezar de nuevo y desarrolló métodos que aplicó a la catequesis.

Sin embargo, la Guerra Civil Española, la condicionó nuevamente, y se dirigió a Holanda donde finalmente pudo desarrollar y expandir su método al resto del mundo.

Fue nominada al premio Nobel de la Paz en varias ocasiones.

1947

Regresó a Italia una vez finalizada la ocupación nazi. Fue recibida con honores y se ocupó de reorganizar sus escuelas, consolidar el método y el conocimiento sobre el desarrollo infantil.

Siguió promoviendo su creación a través de conferencias, acompañada siempre de su hijo, y mantuvo su residencia en Holanda hasta su muerte.

06/05/1952

Falleció en la ciudad de Noordwijk, a los 82 años.

Post-Mortem

Su hijo concentró el cuidado, preservación y difusión del legado de su madre.

Asumió la dirección de la Asociación Montessori hasta su fallecimiento en 1982.

En la actualidad, existen miles de escuelas que aplican su método de modo muy exitoso.

Autor: Redacción Quien.NET.

> Historia - Siguiente >>

Escriba un comentario

Haga un aporte, crítica o pensamiento. Moderamos todos los comentarios, y su email no se comparte ni publica, como debe ser.