Biografía de Jacob

JacobJacob fue un patriarca israelí. Descendiente de Abraham (abuelo) y de Isaac (padre). Es uno de los personajes bíblicos más conocidos y estudiados. Su vida y obra fue narrada en el Génesis, uno de los libros más importantes de la Biblia cristiana y del tanaj judío. Se le atribuye una influencia fundante en el Pueblo de Israel, porque de sus 12 hijos surgieron las conocidas 12 tribus de Israel. Profesó una profunda fe por Dios que derivó en gozar de su gracia y predilección. Peleó con su hermano mellizo Esaú por la primogenitura. Se la compró por un plato de lentejas. Fue el preferido de su madre Rebeca. Trabajo durante 14 años para que su tío Labán le entregase en matrimonio a una de sus hijas: Raquel, de quien se había enamorado profundamente cuando la conoció. Dios premió su fe y devoción entregándole la tierra que habían acordado. En ella se estableció con su familia.

1791 a.C.

Nació en Canaán, región perteneciente a Asia occidental.

Fue el segundo hijo de Isaac, patriarca israelí, y de su esposa Rebeca; nieto de Abraham, quien lideró la migración de los hebreos desde Mesopotamia.

Tuvo un hermano mayor, Esaú, a quien le compró por un plato de lentejas, según cuenta el Antiguo Testamento, la condición de primogénito.

Disputa con su hermano mellizo

Cuando Esaú comprendió que le había entregado un gran privilegio a su hermano, juró vengarse.

Su madre lo consentía, mientras que su padre prefirió a Esaú. La pelea entre los hermanos creció y escaló a un nivel de violencia tal que, Rebeca, temerosa del accionar de Esaú contra su hijo preferido, decidió enviarlo a vivir con su hermano Labán.

Sacrificio por amor a Raquel

Una vez en casa, de su tío, en la tierra de Harán, se enamoró de una de sus hijas y prima: Raquel, la menor.

Decidido a casarse con Raquel, accedió a la propuesta de su tío de trabajar para él durante siete años, y a cambio, éste, una vez cumplido el lapso, le entregaría a su hija.

Llegó el ansiado día, sin embargo, Labán, lo engañó, y en lugar de Raquel le entregó a Lea; descubrió el engaño a la mañana siguiente, tras consumar el matrimonio.

La excusa de su tío fue que una ley le impidió entregarle a Raquel sin antes ofrecer a un hombre a su primogénita.

Hicieron un nuevo trato: trabajaría otros siete años más para Labán y finalmente podría casarse con Raquel.

Descendencia: las 12 tribus israelíes

Con Lea tuvo cuatro hijos, mientras que a Raquel le costó más concebir, y entonces le ofreció a sus sirvientas quienes le dieron hijos extramatrimoniales.

Raquel falleció tras el nacimiento de su segundo hijo: Benjamín, antes fue madre de José.

Con Lea tuvo a: Rubén, Leví, Isacar, Simeón, Judá y Zabulón. Y con las sirvientas Zilpa y Bilha tuvo dos hijos con cada una: Gad y Aser, Neftalí y Dan, respectivamente.

Todos ellos dieron origen a las doce tribus israelíes.

Cada uno se asentó en una región geográfica específica, sobre la cual ejerció su autoridad.

1644 a.C.

Falleció en Egipto, a los 147 años. Los patriarcas israelitas se caracterizaron por su longevidad.

El Génesis de su historia

Todo lo que sabemos sobre él surge del Génesis, que es el primer libro del Antiguo Testamento en la Biblia Cristiana, y de la Torá, primer libro del Tanaj judío. Esto demuestra que fue y es un personaje influyente y apreciado entre los judíos y los cristianos.

El Génesis es un texto revelador y sumamente enriquecedor porque adentra a su lector en el conocimiento de la creación del mundo, es decir, cómo fue ese momento iniciático de la humanidad, a través del cual Dios creó todo lo existente. Por otro lado, expone con detalle los orígenes del pueblo judío.

Consta de 50 capítulos, y en los últimos 39, se relatan las historias de los patriarcas Abraham, su hijo Isaac, y el hijo de este último Jacob.

La elección y la promesa de Dios a Abraham respecto que todos los pueblos de la tierra se bendecirían mediante sus descendientes; el sacrificio de Abraham a su propio hijo Isaac; y el enfrentamiento de Jacob con el ángel, son los temas dominantes del Génesis respecto de estos tres patriarcas.

Jacob venció al ángel

Esta “batalla” de Jacob contra el ángel es uno de los episodios más conocidos del Génesis. Al ser que peleó con él se lo describió como un ángel, aunque, también, apareció mencionado como un dios y hasta como un ser humano.

En su intento por vencer a Jacob, el ángel, lastimó su muslo, sin embargo, él permaneció en acción, no iba a desistir del combate hasta que el ángel no lo bendijera.

Finalmente, llegó la bendición, el ángel le cambió el nombre por el de Israel porque esa palabra significaba “lucha con Dios”, y en esa lucha, claramente, había salido vencedor.

La historia también cuenta que, en homenaje a este evento revelador, decidió denominar al lugar de los hechos como Penuel, que refiere “rostro de Dios”.

Autor: Redacción Quien.NET.

> Historia - Siguiente >>

  • Oscar gomez Ago., 2022

    Hermoso relato felicidades

Escriba un comentario

Haga un aporte, crítica o pensamiento. Moderamos todos los comentarios, y su email no se comparte ni publica, como debe ser.