Biografía de Enrique VIII

Enrique VIII fue un monarca inglés, de los más representativos y poderosos de la historia de la monarquía absoluta inglesa. Ganó popularidad en la historia por las reformas políticas, económicas y religiosas que impulsó y por haber tenido 6 esposas. De dos se divorció, a dos mandó a ejecutar, una lo dejó viudo tras dar a luz, y la última lo sobrevivió. Promovió y ejecutó la salida dle Reino Unido de la Iglesia Católica. Instauró la religión protestante en su reino. Creó la Iglesia Anglicana de la cual se asumió como jefe máximo. Fue una reacción contra el Vaticano que no aceptó anular su primer matrimonio con Catalina de Aragón. De carácter afable de joven, el poder y las penurias amorosas lo volvieron un hombre errático y colérico hasta el final de sus días…

28/06/1491

Nació en el Palacio de Greenwich, situado a unos 8 km. de la ciudad de Londres; fue el tercer hijo del rey Enrique VII, y de Isabel de York. Perteneció a la dinastía Tudor.

Fue educado lejos de las presiones reales y de gobierno porque no se pensó que le tocaría gobernar; tampoco gozó de los privilegios de su hermano mayor, Arturo, príncipe de gales, y heredero del trono.

1509

Fue coronado rey de Inglaterra tras la temprana muerte de su hermano a causa de una extraña gripe.

Se casó con Catalina de Aragón, la hija más pequeña de los Reyes Católicos de España. El vínculo matrimonial nunca se solidificó como consecuencia de la imposibilidad de engendrar un hijo varón y sucesor, y, por otra parte, estuvo signado por la “sombra” de su hermano Arturo, primer marido de Catalina.

Arturo y Catalina se casaron en 1501 por una estricta causal política; al poco tiempo, ambos, enfermaron de una extraña gripe: ella se recuperó, pero Arturo murió prematuramente.

Otras tantas razones políticas hicieron que el rey Enrique VII, padre de Arturo, decidiese casarla con su hijo menor, y a partir de ese momento, su sucesor.

Obtuvieron la dispensa papal y pudieron contraer matrimonio. La pareja tuvo una hija: María.

1513

Nombró a su esposa regente del reino mientras él acudió a la guerra junto a España, en contra de Francia.

A su regreso, muy enojado con su suegro Fernando el católico, por haberse retirado de la contienda, comenzó a manifestar un comportamiento indolente con su esposa: infidelidades, hijos extramatrimoniales y finalmente su encaprichado amor por una dama de la reina, Ana Bolena.

1527

Decidido a dejar a Catalina para casarse con Ana, le solicitó al Papa la anulación de su matrimonio argumentando que era nulo porque su esposa se había casado antes con su fallecido hermano. El Papa no aceptó el pedido y la furia lo llevó a romper relaciones para siempre con la Iglesia Católica, y aún más, creó una nueva religión e iglesia para su país.

Esta situación lo enemistó con su Lord Canciller, Tomás Moro, a quien a propósito apreciaba muchísimo. Sin embargo, Moro, de férrea fe católica no accedió a sus presiones.

Se produjo la primera manifestación de úlcera en las venas de sus piernas. Se presumió que dicha afección tuvo un componente hereditario.

La afección complicó progresivamente su salud física y emocional. El dolor le impidió movilizarse como de costumbre.

Cabe destacarse que, en su juventud, fue un hombre activo, deportista y esbelto. Los punzantes dolores lo inmovilizaban y ello terminó desencadenándole la obesidad.

1532

Asumió como jefe de la Iglesia Anglicana e instó al arzobispo de Canterbury a declarar nulo su matrimonio con Catalina.

1533

Se casó con Ana Bolena, una joven doncella de su corte. La pareja no pudo concebir el ansiado heredero varón y tuvieron una hija, la futura y poderosa reina Isabel I. Tras tres años de matrimonio todo terminó en tragedia…

1534

Fue excomulgado por decisión del Papa Clemente VII tras su decisión de crear su propia iglesia y asumirse jefe religioso.

1535

Promovió el juicio y la ejecución de Tomás Moro, por deslealtad, y por no cumplir con la ley.

1536

Bolena fue acusada de traición, de cometer adulterio e incesto con su hermano. Fue decapitada.

Se casó con Juana Seymour, un día después de la muerte de Bolena.

1537

Finalmente, nació el heredero: Eduardo VI, pero de nuevo, la desgracia golpeó al palacio: Juana murió a pocos días de dar a luz al heredero, a causa de complicaciones tras el parto.

1540

Se casó con la princesa alemana Ana de Cleves en una jugada política por establecer una alianza con los rivales de la dinastía Habsburgo. Tenía temor que el poderoso Rey de España y emperador del Imperio Romano Germánico, Carlos V, se aliase con Francia en su contra, por el resentimiento que le había quedado tras su decisión de divorciarse de su tía, Catalina de Aragón.

A poco de casarse, pidió la anulación de su matrimonio aduciendo que Ana no era virgen. Le concedieron la interrupción de este. Le permitió a Ana seguir viviendo en la corte.

1540

Se casó con su quinta esposa: Catalina Howard, prima hermana de Ana Bolena, y de tan solo 18 años, mientras él cursaba los 49.

Estaba perdidamente enamorado de la joven reina, a quien colmó de atenciones, sin embargo, la fascinación duró poco y terminó trágicamente. Fue anoticiado que Catalina no solo no había llegado virgen al matrimonio, sino que había mantenido al menos dos relaciones íntimas con diferentes hombres, antes de casarse, y con uno incluso hasta se habría casado. En tanto, la gota que rebasó el vaso fue el affaire que mantuvo con un caballero del rey durante el matrimonio.

1542

Catalina Howard fue decapitada y él quedó sumido en una profunda tristeza por otro nuevo traspié amoroso.

1543

Se casó con su última esposa, Catalina Parr, quien lo sobrevivió. Catalina tenía 31 años cuando se casó con él y era viuda. Tuvo una excelente relación con los tres hijos de Enrique y fue una gran compañera hasta el final.

28/01/1547

Falleció en el Palacio de Whitehall, como consecuencia de una infección producida por las úlceras y várices de sus piernas. Tenía 55 años.

Post Mórtem

Fue sucedido por su hijo Eduardo VI, quien murió a los 15 años, a causa de tuberculosis.

Ocurrió lo que jamás hubiese esperado, sus hijas mujeres, primero María, y luego Isabel, tan marginadas por él en vida, asumieron el trono inglés.

Autor: Redacción Quien.NET.

> Historia - Siguiente >>

Escriba un comentario

Haga un aporte, crítica o pensamiento. Moderamos todos los comentarios, y su email no se comparte ni publica, como debe ser.