Biografía de David (Rey David)

David fue un rey israelí. Reinó durante 40 años. Fue elegido por Dios para ser el titular de su reino. Pasó de ser un pastor de ovejas a rey de Israel. Fue uno de los gobernantes más apreciados por el pueblo. Reconocido por su humildad y su arrepentimiento genuino; cada vez que cometió un error, lo asumió y pidió perdón. Más allá de sus equivocaciones y anhelos personales, siempre se sometió a la voluntad de Dios. Su vida y obra fueron inmortalizados en la Biblia. Es uno de los personajes bíblicos más destacados e influyentes. Sus cualidades fueron determinantes para ser considerado un individuo cuyo corazón era conforme a Dios. Se enfrentó con enorme valentía e ingenio al gigante Goliat en el marco de la guerra de Israel contra los Filisteos. Fue un experto en la manipulación de la honda. Destacado músico e intérprete del arpa. Se casó 8 veces y tuvo una frondosa descendencia.

Siglo XI a.C.

Nació en Belén, donde se crio. Fue hijo de Jesé y nieto de Obed. Asistió a su padre en el cuidado de las ovejas.

No flaqueó en matar osos y leones que amenazaron su rebaño.

Cuando llegó a este mundo, hacía diez años que Dios había elegido a Saúl como rey.

El anuncio divino

Fue elegido por Dios para gobernar su pueblo. El profeta Samuel fue enviado para comunicarle la noticia. Dios le pidió a Samuel que tomase un aceite especial y vaya a la casa de Jesé para anunciarle que uno de sus hijos había sido escogido para ser el futuro rey de Israel.

Era el hijo más pequeño de Jesé. Cuando Samuel lo vio, Dios, le ordenó que derramase sobre él el aceite que había llevado; de esta manera quedó formalizado su futuro como rey.

Combate con Goliat

Derrotar a Goliat fue sin lugar a duda el suceso que más lo destacó en la historia.

Sus hermanos habían sido alistados para pelear en la guerra contra los filisteos. Un día fue a llevarle comida a estos y escuchó al gigante Goliat insultar a su pueblo y se enfureció. Lo enfrentó.

Aceptó el desafío del gigante de luchar contra él.

El rey Saúl no estuvo de acuerdo con su decisión de pelear con Goliat, sin embargo, nada lo detuvo y hasta rechazó el uso de una armadura y una espada que le ofrecieron; se enfrentó a él con una honda y cinco piedras.

Con la primera piedra derribó al gigante; cuando éste cayó, tomó su espada y lo ultimó cortándole la cabeza. El ejército filisteo huyó.

Líder del ejército

La victoria obtenida sobre Goliat impactó al rey Saúl que decidió designarlo jefe de su ejército.

Su valentía y accionar fueron muy apreciados por el pueblo, que, a partir de ese momento, lo amó y honró.

Los celos no tardaron en lacerar al rey Saúl, quien muy celoso ante el cariño que le dispensaba el pueblo, decidió matarlo.

Persecución

Fue perseguido por el rey Saúl, quien intentó matarlo varias veces, pero a pesar de ello, prefirió escapar de sus amenazas antes de infringirle daños. Podría haberlo hecho con éxito, sin embargo, sabía que, como él, era un elegido de Dios y lo respetó.

Recibió la ayuda de muchas personas en su larga huida de Saúl, excepto la de Nabal, uno de los hombres más ricos e influyentes del pueblo, quien se la negó y encima lo insultó.

Se enfureció y le declaró la guerra. Cuando se encaminaba a enfrentarlo, la esposa de Nabal, Abigail, le llevó una cuantiosa provisión de alimentos para evitar que atacase a su esposo. Ante la acción de Abigail decidió perdonarlo.

Cuando Nabal se enteró se asustó y murió.

Se casó con Abigail.

Rey de Israel

Fue ungido finalmente como el rey de Israel, tras la muerte de Saúl. Conquistó a los pueblos enemigos con la ayuda de Dios.

Otra de las historias más difundidas sobre él fue su pasión por Betsabé, una mujer casada.

A sabiendas que tenía que acudir al campo de batalla, decidió quedarse en su casa. Allí vio a la bella Betsabé y se enamoró perdidamente. Sin embargo, ella estaba comprometida ya, casada con Urías, pero ello no fue un impedimento.

Pecado y arrepentimiento

Pecó con Betsabé; ella quedó embarazada.

Usó su poder para enviar al marido de Betsabé a pelear en un peligroso combate, de esta manera lo sacaría del medio y se ocultaría el engaño.

Dios se enojó con él por su accionar y le envió a un profeta para que le advirtiese respecto de la gravedad de su pecado. Tomó conciencia de su error, pidió perdón. Rezó e hizo ayuno varios días hasta recibir el perdón de Dios.

De todas maneras, Dios lo castigó: el niño murió al poco tiempo de nacer y se le negó la posibilidad de construir un templo en Jerusalén.

Su hijo Absalón intentó derrocarlo para heredar el trono. David huyó de Jerusalén y recién regresó cuando su hijo fue asesinado en una batalla.

Con gran dolor, volvió a Jerusalén y designó a su hijo Salomón como sucesor.

Siglo X a.C.

Murió a los 70 años, en Jerusalén.

Los libros de Samuel y Las Crónicas, del Antiguo Testamento, son las fuentes que revelaron su historia.

Vivió una vida tan rica en relación con Dios que fue objeto de muchas producciones artísticas: obras de arte, literatura, música, series y películas.

Autor: Redacción Quien.NET.

> Historia - Siguiente >>

  • Silviano Galvez Lopez Ago., 2022

    Es para Mi,un gran estimulo,leer estos Ricos antecedentes de Mi religion,sin temor a equivocarme,tambien para otras corrientes religiosas,que al final,todas CONVERGEN ,a un Misamo,Y UNICO DIOS.

Escriba un comentario

Haga un aporte, crítica o pensamiento. Moderamos todos los comentarios, y su email no se comparte ni publica, como debe ser.