Biografía de Dalila

Dalila fue la mujer que conquistó el corazón de Sansón, uno de los últimos jueces israelitas de la historia del antiguo Israel. Su figura se narra en la Biblia, y se la caracterizó como una bellísima mujer, de presunto origen filisteo, y muy ambiciosa. Traicionó a su enamorado por una jugosa suma de dinero, 1.100 ciclos de plata, de aquellos tiempos, y que le permitieron cumplir su anhelo de ser rica. En tres oportunidades, Sansón, le mintió sobre el origen de su fuerza. La cuarta vez que le preguntó, y acompañó la pregunta con la amenaza de no verla más, este le confesó la verdad. Vendió al mejor postor el secreto más resguardado de su amante: su fuerza imbatible estaba sustentada en su frondosa cabellera. Aprovechó el sueño de Sansón y durante la noche le cortó el cabello. Perdió la cabellera y con ella el poder que lo había erigido en invencible. Fue apresado, castigado y finalmente asesinado por sus enemigos. Su intervención en la vida de Sansón se hizo famosa a través del Libro de los Jueces de la Biblia, el capítulo 16. Trascendió en la historia como símbolo de engaño. ambición y seducción.

1.100 a.C.

Habría vivido en el Valle de Sorec, una región al oeste del Mar Mediterráneo y tenido un origen filisteo. Los filisteos fueron un antiguo pueblo, enemigo de los israelíes.

Su encanto natural y su belleza irresistible fueron determinantes a la hora de enamorar a este juez israelí, reconocido por su dureza.

Sansón le confesó el secreto de su fuerza

Su larguísima caballera fue la fuente de su fuerza. Absolutamente dominado por su enamorada, le confesó que, el pelo largo fue la fuente de su fuerza, y que, en caso de cortársela, perdería de inmediato ese poderío que lo caracterizaba.

Sin embargo, la confesión no fue tan rápida ni sencilla, previamente, Sansón, le había mentido respecto de ese origen, y ella, al descubrirlo, se encolerizó, hasta llegó a amenazarlo con el hecho de no volverla a ver nunca más si le volvía a mentir al respecto.

La desesperación se apoderó de Sansón y ante la posibilidad de alejarse de ella, confesó.

Traicionó a Sansón por dinero

Antes de vender el secreto a los filisteos, decidió comprobar con sus propios ojos la verdad de los dichos de Sansón. Por la noche, mientras su amante dormía, le cortó el cabello y de inmediato perdió la fuerza.

Sansón fue apresado, le sacaron los ojos y lo sometieron a diversos vejámenes, antes de encarcelarlo.

Ella cobró la recompensa y se olvidó de él para siempre. No fue nombrada nunca más en la Biblia.

Sin embargo, lo que no tuvieron en cuenta sus adversarios fue que el cabello crece naturalmente, y eso ocurrió durante su cautiverio, en el Templo de Dagón.

Cuando recuperó su fuerza, empujó las columnas hasta derribarlas por completo y mató a sus enemigos.

Su historia apareció narrada en el Libro de los Jueces, en el Antiguo Testamento de la Biblia.

Sansón ocupa un lugar destacado en el texto bíblico. Su nombre refiere (“el que sirve a Elohim/Dios). Su historia apareció contenida en el Libro de los Jueces, del capítulo 13 al 16 de la Biblia.

Integró el grupo de los selectos magistrados que salvaron al pueblo de Israel de la esclavitud. Luego de liberarlos, los gobernaron.

El relato bíblico lo presenta a Sansón como un hombre rudo y poseedor de una fuerza extraordinaria para luchar y derrotar a sus enemigos.

Se lo consideró capaz de lograr gestas heroicas, impensadas para un mortal común y corriente, él no lo fue claramente.

Peleó siempre sin armas, utilizando sus propias manos y nada más. Con ellas doblegó un león, exterminó a todo un ejército y derribó un templo de los filisteos solo poniendo en acción su fuerza.

Ahora bien, la Biblia, expresa que esa posesión de fuerza extrema e inusual, corrieron por cuenta de Dios, únicamente, quien se la atribuyó como característica saliente.

La consagración de Sansón al nazareato, es decir, a Dios, le reportó esa fuerza superior y sobrenatural, porque Dios se la atribuyó.

Su historia es, sin dudas, una de las más populares de la Biblia, a pesar de ocupar pocos renglones de esta, en el capítulo 16 del Libro de los Jueces.

Post-Mortem: nacimiento de la leyenda

Esa fama le reportó la atención popular y fue objeto de varias producciones artísticas, entre ellas: la ópera Sansón et Dalila, de Camille Saint-Saëns, que justamente abordó la seducción de Dalila a Sansón y su posterior traición.

Fue estrenada en Alemania en el año 1877.

Autor: Redacción Quien.NET.

> Historia - Siguiente >>

Escriba un comentario

Haga un aporte, crítica o pensamiento. Moderamos todos los comentarios, y su email no se comparte ni publica, como debe ser.